Grupo Subirats cierra el ciclo productivo con la integración de dos granjas porcinas catalanas

Updated: Oct 14, 2020

Con el control riguroso de todo el proceso, la empresa de embutidos sigue apostando por la máxima calidad y sabor de sus productos.

  • La integración de las dos granjas de la Garrotxa y el Alt Empordà es la primera fase de un plan de crecimiento vertical.

  • El modelo de cría se basará en el bienestar animal y la sostenibilidad de las instalaciones.

Foto: Los tres hermanos Subirats, Agustí, Meritxell y Elisabeth, frente la sede del grupo en Santa Perpètua de Mogoda (Barcelona).

Miércoles 7 de octubre de 2020


El grupo Subirats, dedicado a la elaboración de embutidos desde 1926, ha integrado este mes de septiembre dos granjas de cerdos a su grupo de empresas. La compra de las dos granjas, situadas en Cesta (El Girona) y la Vall d'en Bas (La Garrotxa), forma parte de una primera fase de crecimiento vertical que "permitirá tener un control riguroso de todo el proceso productivo, desde la cría hasta la elaboración, para seguir ofreciendo la máxima calidad y sabor de nuestros embutidos ", explica Meritxell Subirats, CEO de embutidos Subirats.


Este crecimiento vertical ha sido posible gracias a la unión con Nutrex Piensos, empresa líder en soluciones para la nutrición animal y con granjas por todo el territorio catalán. La alianza entre Subirats y Nutrex Piensos, para crear la sociedad Cría Responsable S.L., tiene por objetivo "contar con un proceso productivo completamente verticalizado que asegure el bienestar animal y la sostenibilidad de las instalaciones".


Contar con granjas propias permitirá estandarizar los procesos, tomar decisiones sobre el modelo de cría y la genética de los animales, crear fórmulas nutricionales a medida y controlar la calidad de forma integral, "del grano de la cebada al jamón o el salchichón". De esta manera el ciclo será totalmente cerrado y controlado por Subirats y "el consumidor ganará aún más". "Nuestra voluntad es fortalecer el sello de calidad que ha caracterizado nuestra familia; el compromiso Subirats con la excelencia es el motor real de esta integración y del crecimiento del grupo", según Meritxell Subirats.


Este plan comienza con la incorporación de las dos granjas, pero "con el objetivo de sumar otras nuevas en los próximos meses, para así hacer frente a las necesidades de materia prima de Subirats", detalla la CEO. La meta a largo plazo es abastecer todo el grupo para la producción de embutidos. Actualmente, Subirats compra la carne a una decena de explotaciones ganaderas porcinas catalanas, que trabajan en exclusividad para ellos. Las dos nuevas granjas Subirats tienen capacidad para 350 madres y unos 10.000 cerdos. La incorporación de nuevas granjas, estrictamente seleccionadas, siempre será bajo criterios de proximidad y de cría responsable.

Así pues las dos granjas se añaden a las cuatro empresas que integran el grupo: el matadero (Vic, Barcelona), el secadero de jamones (Hostalets de Balenyà, Barcelona), la planta de loncheados y deshuesados (Centelles, Osona) y la fábrica y obrador de los elaborados (Santa Perpètua de Mogoda, Barcelona). Todos los medios productivos de Subirats están situados en Cataluña, de esta manera el grupo contribuye a la dinamización de la economía del territorio.


Tres generaciones Subirats,

maestros del sabor desde 1926


La historia de Subirats comienza en 1926, cuando Jaume y Maria abrieron una tienda de comestibles en Santa Perpètua de Mogoda. Con los años, dio lugar a tres tocinerías regentadas por sus hijos.

En 1978, Jaume Subirats, nieto del fundador, unió los tres hermanos bajo las siglas SSS para crear Embutidos Subirats: un grupo empresarial familiar que, durante tres generaciones, ha perfeccionado la elaboración de embutidos propios. En 1979, en Hostalets de Balenyà, nacía el secadero de jamones. Y más tarde se abrió la planta de deshuesado y moldeado de embutidos en Centelles.


Y actualmente, después de tres generaciones, de nuevo son tres hermanos Subirats quienes encabezan la empresa: Meritxell, Elisabeth y Agustí vuelven a representar las tres eses. "Seguimos apostando por ofrecer la máxima calidad y el saber hacer más tradicional. Para nosotros es muy importante mantener la esencia de los orígenes y continuar con el legado de nuestra familia, como nos transmitió nuestro padre", explica Meritxell. Dando sentido a las tres eses, las SSS de Subirats, y al sabor del origen.


La suma de la experiencia, el esfuerzo, la tradición y la innovación han situado el grupo Embutidos Subirats como referente del sector en el sur de Europa.



Para más información:

www.gruposubirats.com

www.subiratsembotits.cat